Masaje para bebés

El tacto es uno de los primeros sentidos que van a estimular al bebé recién nacido. A través del masaje se genera una conexión única con el bebé. Es un momento único para quien lo recibe y para quien lo da.

No todos los bebés perciben el masaje desde el principio como algo relajante. En algunos casos hay que intentarlo a diferentes horas del día hasta encontrar cuál es el momento más adecuado para nuestro bebé.

Beneficios del masaje infantil:

  • Alivia las molestias digestivas: Ayuda a la digestión y a aliviar los cólicos del lactante, el estreñimiento o gases. Un masaje abdominal ayuda a que la zona intestinal vuelva a funcionar con normalidad.
  • Propicia el descanso y ayuda a que tu bebé duerma relajado durante la noche.
  • Mejora la conciencia corporal: el bebé comienza a hacerse una idea de las dimensiones de su cuerpo. Primeras nociones del espacio corporal, sabiendo que ya son independientes de su madre.
  • Beneficia al sistema muscular. El masaje tiene un efecto relajante y tonificante de la musculatura.
  • Reduce el estrés y la ansiedad: Ayuda a calmar a tu bebé, su llanto y nerviosismo, además de calmaos vosotros como papis mientras se lo dais. Los masajes son una eficaz técnica para reducir la ansiedad.
  • Mejora la confianza y la positividad de tu bebé mientras aumentan el apego y la conexión entre quien lo recibe y lo da.
  • Hidratación corporal mejorando la textura de la piel.
  • Mejora el funcionamiento del sistema circulatorio. Los masajes ayudan a que la sangre circule mucho mejor.

 

×