Tortícolis congénita y Plagiocefalia

TORTÍCOLIS CONGÉNITA

¿Qué es la tortícolis congénita?

La tortícolis congénita es una afección del músculo esternocleidomastoideo (ECOM), ya sea por contractura, acortamiento o inflamación en el vientre muscular, y se suele manifestar en los dos primeros meses de vida. Dicho músculo se encuentra ubicado en la zona anterior y lateral del cuello y se manifiesta porque el bebé gira la cabeza sólo hacia un lado, siendo a menudo doloroso el giro de la cabeza al lado contrario. Suele aparecer asociado a asimetría facial y aplanamiento craneal (plagiocefalia). El pronóstico de recuperación de esta lesión es muy favorable, cuanto más pronto se inicie la fisioterapia más rápido se verán los resultados.

Causas de la tortícolis congénita

Aunque las causas no están clínicamente comprobadas, se la relaciona con la posición del bebé en el útero o un posible sobreestiramiento del músculo durante el parto.

Diagnóstico de la tortícolis congénita

El diagnóstico es sintomático. Se observa normalmente una inclinación lateral de la cabeza del bebé y limitación del giro de esta, con o sin asimetría facial y plagiocefalia, cambios en la textura muscular al tacto… A veces es necesaria la realización de una ecografía muscular.

Complicaciones de la tortícolis congénita

La mayoría de los casos tratados de forma precoz se recuperan en pocas semanas, no quedando ninguna secuela. En casos avanzados podría ocurrir:

  • La plagiocefalia propicia una posición asimétrica de los cóndilos occipitales que se puede compensar con la aparición de una escoliosis vertebral.
  • La asimetría craneal genera asimetría facial. El tamaño de las órbitas es diferente, con lo cual la acomodación de la vista es asimétrica. Esto puede generar en el niño problemas tipo miopía, hipermetropía o estrabismo. El niño tal vez necesite gafas o tratamiento de optometría.
  • La asimetría facial también se observa a nivel mandibular. Habitualmente se genera una torsión de las dos hemimandíbulas que puede generar problemas de oclusión dental (mordida cruzada)

Tratamiento médico para la tortícolis congénita.

Se recomienda el tratamiento por parte del fisioterapeuta especializado de forma precoz para lograr una recuperación exitosa. Este tratamiento vendrá acompañado por el monitoreo y la continua valoración de la evolución de la lesión. Los padres suelen recibir por parte del terapeuta una serie de ejercicios y técnicas a realizar en casa para acelerar en todo lo posible la recuperación de la lesión.

En casos de plagiocefalia severa, está teniendo bastante éxito en la recuperación el uso de las ortesis craneales.

En casos más complicados (un escaso porcentaje del total), será valorada por el medico la necesidad de otras técnicas de tratamiento.

PLAGIOCEFALIA

La plagiocefalia es una deformidad asimétrica del cráneo de los bebés. Los motivos por los que se produce la plagiocefalia es fundamentalmente postural. La cabeza del bebé se puede aplastar más de un lado o de otro debido a las horas que los bebés pasan tumbados en las cunas o carritos cuando son recién nacidos.

Su tratamiento precoz favorece una rápida recuperación, ya que los huesos del cráneo son más maleables en los primeros meses de vida del bebé. A veces se suele asociar a la tórticolis congénita, a tratar de forma previa para poder conseguir la recuperación de la deformidad craneal.

El fisioterapeuta especializado a través de la anamnesis y exploración del bebé determina si existe alguna causa músculo- esquelética que haya provocado la deformidad craneal. A través de técnicas manuales y de posicionamiento, tanto durante el tratamiento como para realizar en casa, la plagiocefalia suele corregirse en pocos meses.

En casos más avanzados se usan las ortesis craneales para conseguir la recuperación de la asimetría craneal.

×